¿Quiénes Somos?

Somos un grupo de cristianos que hemos creído y aceptado en el corazón, libremente, que Cristo murió en la cruz por nuestros pecados y que un día estaremos con Él en los cielos para disfrutar de su presencia y servirle eternamente; y que mientras estemos en esta tierra debemos de anunciar a los hombres el mensaje del evangelio y vivir tal y como Dios desea, en obediencia y santidad.

Nuestra autoridad es Las Santas Escrituras y el poder del Espíritu Santo que recibimos cuando nos entregamos al Señor. Nos reunimos para la adoración,  oración y  estudio de La Palabra y no pertenecemos a ninguna religión, secta o denominación deseando vivir la sencillez, naturalidad y hermosura del evangelio.

Amamos a las almas y deseamos llevar a muchas de ellas a los pies de Cristo,  creyendo firmemente que el evangelio de la gracia es la solución para tanto vacío y sufrimiento como hay en los corazones de los hombres, estando convencidos que Cristo es la solución para sus vidas, sus hogares y sus familias.

¿Qué Creemos?

-Creemos en Dios, Padre todopoderoso. En Cristo,  su  único Hijo,  igualmente Dios, y también hombre nacido de la virgen María, pero concebido por obra y poder del Espíritu Santo que murió en una cruz y resucitó con poder al tercer día para poder librar del infierno a todo aquel que por fe se acerque a Él y le rinda su voluntad creyendo el precioso mensaje de salvación.

-Creemos en el Espíritu Santo, igualmente Dios, que con el Padre y el Hijo forman la preciosa Trinidad: “un sólo Dios verdadero pero tres personas distintas  iguales en Divinidad”.

-Creemos en el bautismo por inmersión, no como medio de salvación sino como símbolo o expresión de haber creído en Cristo y de compromiso para vivir la vida cristiana tal y como Dios desea.

-Creemos que tanto el hombre como la mujer son pecadores y no hay nada que puedan aportar para conseguir su redención, salvo confiar en la gracia de Dios y poner  fe en la persona y obra de Cristo.

-Creemos en el cielo como un lugar espiritual de gozo, disfrute y servicio donde van todos los redimidos; y en el infierno, lugar de sufrimiento eterno para aquellos que rechazan la salvación que el Señor les ofrece.

-Creemos que la única autoridad para vivir la vida cristiana es La Biblia, colección de 66 libros, plena y verbalmente, inspirados por Dios.

-Creemos en la regeneración realizada por el Espíritu Santo en     los hombres y mujeres que se arrepienten y voluntariamente entregan su vida al Señor, así como que son sellados por Él y que hace su morada dentro del creyente.

-Creemos en la iglesia celestial, formada por todos aquellos que han rendido sus vidas a Cristo y que actualmente se encuentran en el cielo esperando el día del Señor. La iglesia universal, constituida por todos los creyentes en todo el mundo y la iglesia local como manifestación de ésta en una localidad o zona en concreto para comunión, servicio a Dios y a los hombres.

-Creemos en un consejo de ancianos, llamados también pastores u obispos, siempre varones y en plural, como forma de gobierno de cada iglesia local.

-Creemos que Cristo vendrá otra vez y los muertos, tanto creyentes como no creyentes resucitarán, unos para gloria y salvación y otros para destrucción y condenación.

-Creemos que estos cielos y tierra serán destruidos por Dios, así como que  un nuevo cielo y una nueva tierra serán creados para morada del Señor y los suyos por toda la eternidad.